BMW Goya Automoción: muy recomendable

_goya20exterior2_b0e79959

Quería comprar un coche de calidad y estuve mirando varios concesionarios de Zaragoza: Sartopina de Volkswagen, Agreda de Mercedes y Solano de Audi. En concreto miré los modelos Passat, el Mercedes Clase C y el Audi A4. Tenía muy claro cuál era el segmento que me interesaba: una berlina Premium  sin excesivos lujos.

No había pensado en BMW pero después de parar a repostar en la Repsol que hay pasado el Centro Comercial Augusta decidí entrar a Goya Automoción. Allí me atendió un comercial llamado Josechu. Yo le expliqué lo que buscaba y el con mucha profesionalidad me habló del serie 3 que tenían allí de exposición: un modelo con bastantes extras que cumplía de sobra mis expectativas y que me salía a un precio muy económico por haber estado expuesto en el concesionario. Era una gran ocasión y no la desaproveche. Se puede decir que cerramos la venta ese mismo día.

Al día siguiente fue con toda la documentación y el dinero de la señal para que me acondicionaran el coche. Incluso bajó el gerente del concesionario, José Benedicto, que me dio la bienvenida a la marca BMW.

A la semana siguiente fui a recoger el vehículo, tapado bajo una lona antes de la entrega. Josechu nos hizo una foto de familia con mi mujer y mis dos hijas y luego nos explicó el funcionamiento del coche de forma pausada y con gran esmero. Al final, José Benedicto bajó y me hizo entrega del regalo, un llavero de la marca y un portallaves de cuero.

Al cabo de un mes tuve un problema con el equilibrado de las ruedas y respondieron de forma espléndida, dejándome coche de sustitución durante el día en el que me repararon los problemas y tratándome como a un rey. Sin duda, han ganado a un cliente para toda la vida.

José Miguel Unzúe

Un comentario en “BMW Goya Automoción: muy recomendable”

  1. Pues yo en Goya tuve un problema muy grande. Fui a pasar la revisión del M3 hace unos 6 años y me dejaron el tapón del aceite mal cerrao… Por culpa de eso casi gripo el motor y luego los frenos me chirriaban porque el aceite lo había pringao todo… Incompetentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *